¡Oferta!

Menocycle Sofoc- 30 perlas – DIETÉTICOS INTERSA

10,15

En stock

x
SKU: 12258 Categoría:

Descripción

Sinergia de plantas medicinales y ácidos grasos esenciales para aliviar las alteraciones vasomotoras y psicosomáticas durante la menopausia: sofocos, sudoraciones nocturnas y alteraciones del estado de ánimo y de la líbido.

La ONAGRA y la BORRAJA constituyen una fuente de GLA (ácido gamma-linolénico), que interviene en la regulación del equilibrio hormonal en la mujer. La asociación con el zinc, las vitaminas B3, B6 y E y los aceites esenciales de salvia, coriandro, amaro y naranjo amargo contribuye a equilibrar los síntomas psicosomáticos.

 

REDUCE LOS SOFOCOS Y  SUDORACIÓN NOCTURNA

 

AYUDA A DISMINUIR SENSIBILIDAD EN LOS SENOS

 

CONTRIBUYE A ALIVIAR LOS SÍNTOMAS PSICOEMOCIONALES

 

 

La menopausia es un proceso biológico natural que marca el final del ciclo menstrual.

Durante la transición a este periodo y en la plenitud de la menopausia, el cuerpo sufre diferentes cambios y síntomas que afectan a nivel físico, emocional y psicológico, lo que supone el comienzo de una nueva etapa en la

vida de la mujer.

 

El descenso de los estrógenos provoca la inestabilidad del centro termorregulador hipotalámico y activa los mecanismos que promueven la pérdida del calor corporal para disminuir la temperatura central. Esto se manifiesta con la vasodilatación y el aumento de la temperatura cutánea periférica —asociado a sudoración—, lo que desencadena los síntomas vasomotores característicos (sofocos y sudores nocturnos) de la perimenopausia y la menopausia.

En este periodo, la mujer también experimenta otros síntomas, como el insomnio, los cambios de humor, la irritabilidad, la reducción del deseo sexual, la sequedad vaginal y los problemas asociados a la concentración y la memoria.

La remodelación del hueso pierde, también, su equilibrio y se produce pérdida ósea como consecuencia de la disminución de los niveles de estrógenos.

 

En las mujeres hay una fase acelerada de pérdida de hueso que comienza varios años antes de la aparición de la menopausia y continúa, aproximadamente, durante cinco años. Después de esta fase, la pérdida de hueso descienden lentamente a lo largo de la vida de la mujer.

 

Por este motivo, resulta imprescindible seguir una dieta equilibrada que garantice los aportes de micronutrientes que contribuyan a evitar que estos cambios influyan los menos posible en la calidad de vida de la mujer.

 

La línea WOMANLIFE® responde a diferentes aspectos que surgen durante este periodo.

Sus productos, junto con un estilo de vida y una alimentación adecuadas, pueden ayudar a favorecer el máximo bienestar en esta época de plenitud.